Síndrome del corazón roto: miocardiopatía habitual en la mujer

Los síntomas de esta dolencia son muy parecidos a los del infarto agudo de miocardio, pero con consecuencias menos importantes. A pesar de no ser una enfermedad grave, debemos tenerla en cuenta.

Sí, existe una enfermedad que se denomina ‘síndrome del corazón roto’. No es un término poético, en absoluto. Se trata de un tipo de miocardiopatía que, según los médicos, afecta casi exclusivamente a la mujer.

También se le conoce como ‘miocardiopatía de Takotsubo’. Está provocada principalmente por el estrés y cursa además con unos síntomas que no debes dejar pasar por alto.

Si eres una persona habituada a tener muchas responsabilidades y a pasar etapas de gran estrés y ansiedad, te conviene conocer más acerca de este síndrome.

¿Qué es el síndrome del corazón roto?

Hemos de aclarar, en primer lugar, que a pesar de ser un “fallo cardíaco”, sus consecuencias no son tan graves como las de un infarto de miocardio. 

La miocardiopatía de Takotsubo es una enfermedad de la que aún no se conocen todos los datos. Fue descrita por primera vez en los años 90, en Japón, y se le llama así porque  debido a este tipo de miocardiopatía.

El corazón se deforma, de un modo muy similar a unas vasijas que los pescadores nipones utilizan para cazar pulpos. Curioso, ¿cierto? Sin duda. Cuando esto ocurre, se siente un dolor y un tipo de ahogo muy característico.

corazón que puede sufrir un ataque de ansiedad

Causas e impacto bioquímico

Sufrir un desengaño o la pérdida de un ser querido son causas comunes de este síndrome. En este sentido, las emociones negativas como la tristeza, el sufrimiento o el hecho de vivir con estrés crónico, hacen que el ventrículo izquierdo del corazón se deforme ligeramente, lo cual ocasiona un estrechamiento de las arterias coronarias.

Según nos dicen los médicos, el 90% de los pacientes son mujeres que han sufrido episodios de estrés muy elevado. Y dado que el estrés puede llegar a producir diversos cambios en el organismo, se puede ver afectado incluso el metabolismo.

  • Se liberan grandes dosis de catecolaminas, las cuales, cuando alcanzan unos niveles muy altos, son directamente tóxicas para el corazón.
  • El estrés, la ansiedad y situaciones de shock emocional hacen que, en un momento dado, también podamos sufrir una subida de adrenalina. Lo que sentiremos es que nos falta el aire y que nos ahogamos.

Es una insuficiencia cardíaca congestiva, que puede detectarse fácilmente en un electrocardiograma y es muy similar a un infarto agudo de miocardio, pero de consecuencias menos graves.

Síntomas del síndrome del corazón roto

Los síntomas pueden aparecer de pronto, en especial, después de haber sufrido un gran impacto emocional. Lo primero que sentiremos es un dolor muy fuerte en el pecho, una especie de quemazón que nos impide respirar con normalidad.

El sudor frío y el dolor en el brazo izquierdo también son muy característicos. Son síntomas muy similares a un infarto de miocardio normal, dada la elevación de catecolaminas y adrenalina.

Vigila también los siguientes síntomas

Hay síntomas que nos dan pistas de que nuestro corazón bombea con más fuerza de lo debido. Procura vigilar los siguientes:

  • Dolor de espalda. 
  • Dolor de mandíbula.
  • Cansancio injustificado.
  • Sensación de falta de aire al subir una escalera o realizar otras actividades cotidianas.
  • Debes tener en cuenta si, a menudo, te sientes adormecida por las tardes, si se te hinchan las piernas, así como la manifestación de otras molestias.

Te interesa saber: 7 síntomas de que tu corazón no trabaja como debería

¿Por qué afecta más a las mujeres?

Los datos ya nos deben poner sobre aviso. ¿Por qué este tipo de miocardiopatía afecta mayormente a mujeres? Los expertos nos dicen que las mujeres somos quienes más sufrimos los efectos del estrés.

Los hombres, por su parte, lo experimentan en menor medida pero, ojo, lo gestionan peor. De ahí que tengan mayor probabilidad de sufrir de un ataque cardíaco y fallecer por ello.

Nosotras somatizamos el estrés en forma de dolor de cabeza, problemas musculoesqueléticos o pequeñas lesiones cardíacas, como la miocardiopatía de Takotsubo. Sin embargo, disponemos de mejores estrategias que los hombres para afrontar las situaciones de ansiedad y estrés. 

Nuestra capacidad de comunicación es mejor. Podemos expresar en palabras nuestros pensamientos, sensaciones y problemas. Hablar con alguien nos alivia y lo hacemos con mayor facilidad que los hombres.

Somos más sensibles, más intuitivas. Eso supone que, ante un problema, tenemos la capacidad de afrontarlo desde muchos más puntos de vista. Ahora bien, para lograrlo, requiere tener voluntad, optimismo, apertura y motivación.

La tasa de mortalidad suele ser bastante baja, un 5% Aún así, sigue siendo un problema cardíaco que debemos tener en cuenta.

Respiración relajante

Recomendaciones

Gestiona los problemas de tu día a día y nunca los acumules. Las mujeres tenemos en ocasiones muchas responsabilidades: el trabajo, los hijos, familiares a nuestro cargo, etcétera.

Apenas disponemos de tiempo para nosotras mismas, y ello nos ahoga y nos hace un poco infelices. Intenta hacer pequeños cambios en tu vida y convéncete de que mereces ser feliz. ¡Cuídate un poco más!