5 síntomas de un déficit en ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6

5 síntomas de un déficit en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 que debes conocer

El omega 3 y el omega 6 son dos ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no produce, pero que necesita para realizar determinadas funciones. En caso de déficit, notaremos las consecuencias

Los ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 son imprescindibles en toda dieta saludable.

Los llamamos así porque el organismo no los puede sintetizar y porque son componentes básicos de las estructuras de nuestras células.

Puede que, hasta el momento, nunca te hayas parado a pensar en ello.

Sin embargo, y por curioso que parezca, son muchas las personas que suelen evitarlos porque no dejan de ser grasas, esas que encontramos en:

  • Los aguacates
  • El pescado
  • Los cacahuetes
  • Los huevos
  • Las aceitunas

Tememos consumirlos porque “nos suben de peso”, cuando en realidad, nuestro organismo necesita el aporte regular de estas grasas consideradas buenas.

Y es que, antes de almacenarse, facilitan múltiples funciones, procesos, metabolismos y mediaciones vitales para nuestra salud.

Hoy en nuestro espacio te proponemos lo siguiente: incrementa tus dosis en ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6. Tú lo notarás y tu cuerpo te lo agradecerá. 

¿Qué son en realidad los ácidos grasos omega 3 y omega 6?

Fuentes de ácidos grasos omega 3

Sabemos que, a día de hoy ,ya tenemos muchos productos en enriquecidos de modo artificial con omega 3 y omega 6. Disponemos de batidos, leches o mantequillas a las que se le añaden estos componentes.

Descubre 9 razones para comer más aguacate

Es de ayuda, no podemos negarlo. Sin embargo, puesto que nuestro organismo no los produce, lo ideal es irnos a fuentes naturales, a consumir ese salmón, esas nueces, esas semillas de lino o ese brócoli.

  • El ácido linoleico (LA u omega 6) es el ácido graso de cadena larga más representativo, presente sobre todo en todo tipo de semillas, frutos secos y aceite como el de girasol.
  • Por su parte, los ácidos grasos omega 3 se hallan en el pescado azul, el marisco, las legumbres, el aceite de oliva, las nueces o las almendras.
  • Tanto los ácidos grasos omega 6 y omega 3 son componentes estructurales de las membranas celulares y  sirven como precursores para infinidad de procesos orgánicos.
  • Además, son una fuente muy importante de energía.

Síntomas de la deficiencia en ácidos grasos omega 3 y omega 6

Piel reseca deficit Omega 3 y omega 6

1. Piel seca

Uno de los signos clínicos de la deficiencia de ácidos grasos esenciales más característico es, sin duda, la piel seca. Este hecho es muy común en los niños cuando son pequeños, en caso de que no se alimenten como deben.

Muchas veces los problemas de la piel son el resultado directo de no consumir bastante omega 3 y omega 6. Son esas épocas en que somos más sensibles a las infecciones y a la mala cicatrización de heridas.

2. Nacimientos prematuros

A pesar de que no queda claro cuáles son con exactitud las causas por las que están aumentando las tasas de prematuridad en los bebés, factores como la edad de la madre, el tabaco, el estrés y unos niveles bajos en omega 3 y omega 6 podrían ser varios de sus desencadenantes.

Este tipo de grasas favorecen el correcto desarrollo del feto durante la gestación.

Son como esa “gasolina” de excepcional calidad que genera la correcta función de las células y de esos “ensamblajes” tan necesarios para que un bebé llegue a término.

Si la alimentación es clave en un embarazo, elementos como la vitamina D, el calcio y los ácidos grasos esenciales son los aliados indiscutibles.

3. Problemas del corazón

Consumir alimentos ricos en omega 6 nos ayuda a crear un efecto cardioprotector increíble. Nos ofrecen energía y nos ayudan a disminuir el colesterol total así como los triglicéridos.

  • Por su parte, los ácidos grasos omega 3 reducen el riesgo de sufrir trombosis, reducen el crecimiento de la placa aterosclerótica y  nos ayudan a regular la inflamación.

Es importante tenerlo en cuenta y procurar consumir esas fuentes más naturales de este tipo de grasas.

4. Cansancio extremo

Cansancio matinal

Nunca olvides lo siguiente: ninguna dieta de adelgazamiento puede ni debes excluir por completo el consumo de grasas, en especial las procedentes de los ácidos grasos omega 3 y el omega 6.

Entre otros problemas, lo que notaremos es una falta muy aguda de energía.

Muchas de nuestras calorías deben venir de los lípidos, es imprescindible pues que estén cada día en nuestros platos en las cantidades justas y adecuadas.

Tendrás más energía.

Descubre los mejores trucos para perder peso comiendo tus alimentos favoritos

5. Mayor probabilidad de desarrollar enfermedades inflamatorias

artrosis pulgar

Con enfermedades inflamatorias nos referimos, por ejemplo, a la artritis reumatoide.

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 tienen como principal virtud aliviar las articulaciones inflamadas, así como la rigidez matutina.

Reducen la hinchazón y el dolor, actuando como eficaces antiinflamatorios naturales. No obstante, recuerda: es importante consumirlos a diarios. Los beneficios están siempre en la constancia.

Para concluir, sabemos que has oído hablar en numerosas ocasiones de estos dos componentes: el omega 3 y el omega 6.

Es importante recordar que no es solo una moda en materia de alimentación: hablamos de bienestar y de calidad de vida.

Por ello, no dudes en aumentar tus dosis de esos alimentos ricos en este tipo de grasas saludables.