3 sopas depurativas para curar tu cuerpo de los efectos de los alimentos procesados

Gracias a sus ingredientes cualquiera de estas sopas puede ser muy adecuada cuando nuestro organismo necesite una cura depurativa para eliminar el exceso de toxinas

Las sopas depurativas o detox están de moda. Sabemos que con el término “desintoxicante” se incluyen todos esos alimentos saludables que presentan una propiedad esencial: nutrir y cuidar nuestro hígado y riñones.

Todos pasamos por ciertas épocas donde cometemos algún que otro exceso en nuestra alimentación.

Las festividades o incluso esos días en que el estrés o la ansiedad nos provoca el “hambre emocional” hacen, sin duda, que nos sintamos un poco más pesados, llenos y con un malestar que no desaparece así como así.

Estas sopas depurativas que hoy queremos presentarte son fantásticas para esas ocasiones. Además, son fáciles de preparar y sientan bien a toda la familia.

Sin embargo, recuerda: es conveniente que busques siempre verduras de cultivo orgánico.

Nuestro propósito es “desintoxicar”, es decir, eliminar de nuestro cuerpo elementos nocivos que nos enferman o nos inflaman.

Por ello es necesario que los alimentos que consumamos sean lo más ricos en vitaminas, los más naturales y los más saludables posible.

Te proponemos tomar nota de estas sopas depurativas y, sobre todo, vivir con salud.

¡El esfuerzo merece la pena!

1. Sopas depurativas de rúcula y brócoli

sopa-de-brocoli

Las verduras crucíferas como el brócoli son esenciales en cualquier dieta de desintoxicación.

  • Todo vegetal de color verde ya nos da una pista inconfundible de sus beneficios para el estómago, la vejiga, el hígado y los riñones.
  • La rúcula te va a ofrecer un gran aporte en vitamina K y fibra, mientras que el brócoli es todo un tesoro en vitaminas A, C y K.

A continuación, te explicamos cómo preparar esta sabrosa sopa, ideal para eliminar de tu cuerpo todo tipo de toxinas.

Descubre también esta dieta de 10 días para eliminar el azúcar de tu dieta

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva (5 g)
  • 1 diente de ajo, en rodajas finas
  • ½ taza de cebolla picada (110 g)
  • 1 brócoli pequeño, ya cocinado al vapor
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 pizca de pimienta negra  (1 g)
  • 2 tazas de rúcula (60 g)
  • 5 cucharadas de jugo de limón (50 ml)

Preparación

  • Empezaremos calentando el aceite de oliva en una sartén antiadherente a fuego medio.
  • A continuación, añadimos el ajo y la cebolla para sofreirlos un poco.
  • Después incluiremos el brócoli y lo cocinaremos con el sofrito durante 4 minutos, más o menos, hasta que adquiera un color verde brillante.
  • Añadiremos el agua y la pimienta y dejaremos que se cocine todo a lo largo de 15 minutos más.
  • ¿Siguiente paso? Muy sencillo. Añadiremos todo este combinado a nuestra batidora, junto con la rúcula, y lo procesaremos hasta obtener una sopa bien homogénea.
  • Cuando sirvas la sopa, recuerda añadir el jugo de limón por encima: ¡Le da un toque sensacional!

Descubre también este caldo depurativo para perder peso

2. Sopa detox de rábano y puerro

sopa-rabano

Ingredientes

  • 15 rábanos pequeños
  • 1 puerro grande
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • 5 cucharadas de leche de soja o nata (50 ml)
  • 3 tazas de caldo de pollo (750 ml)
  • 1 pizca de pimienta negra (1 g)

Preparación

  • Empezamos calentando la sartén con el aceite.
  • Picamos finamente los rábanos y el puerro.
  • A continuación, hacemos un sofrito con ellos. Muy fácil.
  • Una vez hayan adquirido un color brillante, añadiremos ya el caldo de pollo para que hierva.
  • Debemos permitir que esté en ebullición, al menos, durante 15 minutos.
  • ¿Siguiente paso? En efecto, llega el momento de pasar toda esta combinación de vegetales por la batidora.
  • A la hora de servir, salpimentaremos al gusto y, por encima, añadiremos un poco de nata o, si lo prefieres, leche de soja. Le da un toque muy sabroso.

3. Poderosa sopa desintoxicante de remolacha

sopa-remolacha sopas detox

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva (5 ml)
  • ½ taza de cebolla picada (110 g)
  • ½ taza de apio picado (110 g)
  • 1 taza de remolacha picada (200 g)
  • 1 zanahoria picada
  • 5 espárragos verdes trigueros
  • 1 cucharada de perejil fresco picado (5 g)
  • 1 cucharadita de jengibre picado  (2 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 3 cucharadas de pasta de miso
  • 1 pizca de pimienta negra (1 g)

Descubre también cómo el miso facilita tus digestiones

Preparación

  • Al igual que en las recetas anteriores, empezaremos calentando el aceite. Para ello, utilizaremos una olla grande.
  • Añadiremos la cebolla y la rehogaremos durante unos minutos, hasta que comience a dorarse.
  • A continuación, añadiremos el apio, el ajo picadito y el perejil y removeremos durante, más o menos, un minuto.
  • Es el momento de poner ya el agua, y después, la remolacha, la zanahoria y el jengibre que, tal y como te hemos indicado, deben estar bien picaditos o cortados finamente.
  • Añadiremos la pimienta y la sal (si así lo deseamos) y subiremos el fuego para que llegue a ebullición.
  • Taparemos la olla después, y dejaremos que se cocine a fuego lento durante 10 a 15 minutos.
  • Ahora, de esta mezcla, debemos utilizar un vaso.
  • En ese vaso del caldo añadiremos nuestro miso y, con la ayuda de una cuchara, lo disolveremos. Reservamos.
  • Ahora, añade ya a la olla del fuego los espárragos verdes para que se cocinen durante unos 5 minutos.

Por último, cuando hayas apagado el fuego, añade ese vaso donde hemos disuelto el miso.

Después, solo tienes que servir esta sabrosa sopa en los cuencos o platos. El sabor es algo espectacular y a tu hígado le va a sentar muy bien. 

No dudes en preparar cualquiera de estas sopas depurativas cuando tu cuerpo así lo necesite.