Tortilla de brócoli: receta saludable y fácil

La ventaja del brócoli es que se adapta muy bien a otros ingredientes ni modificar su sabor, por lo que podemos combinarlo sin problema e incluir diferentes variaciones en nuestra tortilla de brócoli.

Para hacer una tortilla de brócoli no necesitas reinventar de nuevo la receta original, solo debes adaptarla un poco para poder volverla más saludable. Y no, no es porque contenga este vegetal maravilloso, sino porque la carga de nutrientes y elementos que contiene es más rica y beneficiosa para ti.

De manera que, al momento de prepararla no debes considerar que perderá sabor o que a los más pequeños en casa terminará por no gustarles demasiado. Verás que es posible reconciliar lo nutritivo del aporte que tiene el brócoli con lo rico y tradicional que siempre has obtenido de la tortilla.

En cuanto a los ingredientes para la tortilla de brócoli, esta nueva alternativa que tienes para hacer esta receta no tiene como intención que la conformes enteramente por esta hortaliza, no. De hecho, sí que lleva huevos dentro de la preparación, pero lo que la hace especial es cómo suplantas algunos elementos por otros.

En este sentido, las patatas, que regularmente contienen demasiado almidón, que después se transforman en demasiado carbohidratos y el queso, también presentes en cualquier tortilla tradicional, los cambiarás por el brócoli. A cambio, obtendrás un sabor más crujiente gracias al modo de cocción y también estarás cuidándote.

No obstante, tampoco sería justo dejar de mencionar que si estás en un régimen de dieta especial o haciendo regularmente actividad física, o simplemente cuidado tu figura, puedes aprovechar la tortilla de brócoli como un almuerzo ligero, incluso para las cenas también funciona.

Asimismo, a lo que sí debes prestar atención es a las cualidades que tienen el brócoli como ingrediente:

  • Está compuesto de muchísima agua.
  • Nos aporta vitaminas A, B y C.
  • También es rico en minerales como: potasio, magnesio, yodo, calcio o zinc, entre otros.
  • No contiene demasiadas calorías.
  • Al contener fibra es ideal para favorecer una buena y rápida digestión.

Así que, no te lo pienses demasiado y ponte manos a la obra con esta deliciosa receta saludable de tortilla de brócoli. Sigue todos los pasos que estamos por mostrarte e inténtalo tú mismo en casa.

Pasos para hacer la tortilla de brócoli

Sarén y brócoli listo para coninar.

¿Por qué el brócoli y no otros vegetales?

Esta pregunta a menudo suelen hacerla quienes hacen esta preparación. Realmente la respuesta correcta está vinculada a lo que se busca nutricionalmente. Además de su gran aporte de agua, casi no tiene calorías.

Además, al combinarlo con otros ingredientes no cambia demasiado el sabor de estos. Es decir, puedes sazonarlo y condimentarlo pero este no incidirá demasiado con el ajo o la pimienta o cualquier otro condimento que tengas pensando emplear. Esto resulta ideal para camuflarlo en las comidas de los niños en caso de que se nieguen a comer verduras.

Descubre: 7 razones por las que te conviene añadir huevos en tu dieta

Receta de tortilla de brócoli

Ingredientes

  • 6 tazas de agua (1,5 litros)
  • 1 ¼ taza de brócoli (190 g)
  • 5 huevos
  • 1 cebolla troceada (unos 100 g)
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de comino en polvo (15 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml)
  • 1 cucharada de curry en polvo (15 g)
  • 1 cucharada de sal (15 g)

¿Lo sabías? 8 especias con propiedades quemagrasas

Preparación

alimentos alcalinos brócoli

  1. Calienta el agua en una olla grande y cuando hierva, incopora las tazas de brócoli.
  2. Seguidamente, baja el fuego a intensidad media, añade sal al gusto y coloca la tapa. Deja que cueza por 4 minutos.
  3. Pasado el tiempo indicado, escurre el agua y trocea el brócoli.
  4. A continuación, en un bol, rompe los huevos, bátelos y agrega un toque extra de sal.
  5. Sofríe en una sartén con aceite de oliva el ajo y la cebolla, previamente picados, hasta que doren un poco y desprendan aroma.
  6. Cuando notes que la cebolla está traslúcida, añade el brócoli y remueve por 1 minuto.
  7. Añade el sofrito de brócoli, ajo y cebolla en el bol donde tienes los huevos batidos y condimenta con curry y comino.
  8. Vierte las cucharadas de aceite de oliva en otra sartén y espera a que caliente.
  9. Casi para terminar, incorpora la mezcla de tortilla de brócoli al sartén y deja que se cocine por un lado. Luego, con una paleta, dale vuelta y haz lo mismo del otro costado.
  10. Una vez lista, retírala y habrás terminado tu receta sencilla y nutritiva.