Cómo tratar el exceso de ácido úrico con 5 remedios caseros

Para reducir los niveles de ácido úrico debemos incluir en nuestro dieta alimentos con propiedades diuréticas para así favorecer su eliminación a través de la orina

El ácido úrico es uno de los productos de desecho del cuerpo humano. Se produce cuando el organismo metaboliza las purinas, un compuesto que suele provenir de algunos alimentos.

La sustancia viaja a través de torrente sanguíneo y, más tarde, es eliminada mediante la orina tras un proceso que realizan los riñones.

El problema es que, debido a un mal funcionamiento renal, sus niveles pueden sobrepasar lo que se considera normal, causando graves consecuencias en la salud.

Producto de esto se origina una condición llamada hiperuricemia, caracterizada por la formación de cálculos de urato que producen inflamación y dolor.

¿Cómo impedir que afecte la calidad de vida? Teniendo en cuenta que su falta de control puede causar otras enfermedades, hoy queremos recomendar 5 remedios caseros para su tratamiento.

1. Agua de cebolla

té de cebolla

Las propiedades diuréticas de la cebolla pueden ayudar a incrementar la producción de orina por parte de los riñones, facilitando la eliminación de los residuos de ácido úrico.

Sus compuestos antioxidantes protegen las células y disminuyen el riesgo de enfermedades inflamatorias y degenerativas como la artritis.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

  • Pica media cebolla y ponla en una olla junto con el agua.
  • Hierve la bebida durante 5 minutos y déjala refrescar.
  • Cuando esté tibia, fíltrala con un colador y endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de agua de cebolla antes de cada comida principal.

Ver también: 6 consejos para eliminar los cálculos en los riñones

2. Infusión de abedul

Esta planta medicinal contiene compuestos desintoxicantes que ayudan a purificar la sangre para mantener los niveles de ácido úrico estables.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de abedul secas (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega una cucharadita de hojas de abedul en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida, déjala refrescar 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere hasta 3 tazas de infusión al día, durante 2 o 3 semanas.

Importante: Este remedio está contraindicado para mujeres en periodo de embarazo o lactancia.

3. Infusión de ortiga verde

ortiga

A la ortiga verde se le atribuyen efectos diuréticos que pueden favorecer el control del ácido úrico alto. Su consumo en infusión limpia la sangre y mejora el funcionamiento del sistema renal.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ortiga verde (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la ortiga verde en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y espera que se refresque de 5 a 10 minutos.
  • Cuando esté apta para su consumo, fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Toma 2 o 3 tazas de infusión al día, durante 3 semanas seguidas.

Importante: Evita este remedio si tienes problemas de presión alta.

4. Té de arándanos rojos

Los arándanos rojos son frutos prodigiosos en el control de la hiperuricemia. Contienen sustancias antioxidantes y alcalinas que ayudan a remover los residuos del cuerpo, desintoxicando la sangre y los riñones.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de arándanos rojos (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora los ingredientes en una olla y ponlos a hervir.
  • Cuando la bebida alcance su punto de ebullición, baja el fuego y déjala 3 minutos más.
  • Luego, espera que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de té de arándanos antes de cada comida principal.
  • Repite el tratamiento 2 o 3 semanas.

Te recomendamos leer: 7 alimentos que aumentan el ácido úrico

5. Zumo de patata

Jugo de patata para el crecimiento del cabello

El zumo de patata se ha popularizado como un remedio natural contra distintos problemas de salud digestivos. Sin embargo, sus componentes también son idóneos para restablecer los niveles normales de ácido úrico.

Esto se debe al ligero efecto alcalino que ejerce sobre la sangre, lo cual ayuda a expulsar de forma óptima las sustancias que el cuerpo no necesita.

Ingredientes

  • 1 patata mediana
  • 1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

  • Pela una patata y córtala en varios trozos.
  • Ponla en el vaso de la licuadora y procésala hasta obtener una pasta jugosa.
  • Trasfiere la pasta a un colador de tela y presiónalo para extraer el zumo.
  • Finalmente, mézclalo con una cucharada de miel para mejorar su sabor.

Modo de consumo

  • Ingiere el zumo a media mañana y repite su consumo en la tarde.
  • Realiza el tratamiento, por lo menos, durante 2 semanas para obtener buenos resultados.

¿En cuánto están tus niveles de ácido úrico? Recuerda que se consideran altos si, al medirlos, sobrepasan los 7 mg/dl.

No dudes en probar estos remedios para controlarlo antes de que te cause más problemas.

 

Te puede gustar