Vello enquistado tras la depilación: ¿Cómo tratarlo?

Conoce qué es un vello enquistado o encarnado, por qué se produce y cómo se trata y se cura.

Seguro te ha ocurrido en alguna ocasión, después de depilarte y, a medida que pasan los días, notas que te aparece una pequeña y dolorosa inflamación. Tienes un vello enquistado o encarnado. 

En ocasiones, los folículos pilosos inflamados pueden derivar en una foliculitis a causa de una infección bacteriana o fúngica en la zona.

Eso provoca enrojecimiento de la piel, inflamación, infección y complicaciones que pueden conducir a la aparición de pus y cicatrices.

Si duele, molesta y es antiestético, lo mejor es consultar en primer lugar con tu médico clínico. Probablemente, él te derive con un médico especializado en enfermedades de la piel (dermatólogo).

A continuación te explicamos qué es un vello encarnado, un vello enquistado y cómo tratarlo.

¿Por qué suele aparecer el vello enquistado?

La presencia de vello es un hecho natural en el cuerpo del ser humano. Según la cultura, la moda y la preferencia personal, puede requerir de una rutina periódica de eliminación o recorte.

Las rutinas para eliminar el vello incluyen cera, depilación láser o la clásica maquinita de afeitar.

En ocasiones, cuando el vello vuelve a crecer, algunos pelitos en lugar de salir a la superficie con normalidad a partir del folículo piloso y a través de la dermis, se pliegan y siguen creciendo debajo de la piel. 

La zona puede inflamarse y aparece un vello encarnado. Si la inflamación aumenta y el vello no logra emerger al exterior, derivará en un quiste, o vello enquistado.

Si la zona se infecta con bacterias u hongos, estaríamos en presencia de una foliculitis. 

¿Cómo sacar un vello enquistado?

La curación puede requerir la intervención de un dermatólogo, quien extrae el pelo con la ayuda de una aguja esterilizada.

Si hay inflamación, el médico puede recetar antibióticos orales o de aplicación local.

También se puede sugerir técnicas de depilación láser y electrólisis para eliminar de forma permanente la vellosidad. Por último, se puede recurrir a la cirugía en caso de absceso o infección grave.

Al mismo tiempo, existen tratamientos naturales que puedes practicar en tu hogar para mejorar la piel y facilitar la curación del quiste.

Lee también Combate la infección de los folículos capilares con 5 remedios caseros

Tratamientos para vellos encarnados o enquistados

1. Ducha con agua caliente

agua tibia para cura el vello enquistado

El agua caliente abre los poros, tonifica la piel y relaja a su vez esa capa de la epidermis, haciéndola más débil y permeable, de modo que recibirá mucho mejor el tratamiento. Permite que el agua caliente caiga en esa zona donde tengas el vello enquistado.

2. Una suave exfoliación

Exfoliante natural para tratar el vello encarnado

El segundo paso es muy sencillo. Necesitamos exfoliar y estimular esa zona eliminando la piel muerta, pero sin ser agresivo. Hazlo de modo delicado, como si estuvieras haciendo un suave masaje.

Puedes utilizar un guante o cremas exfoliantes, pero también puedes utilizar un exfoliante casero.

Las cantidades dependerán de la zona que desees exfoliar, ahí donde tengas el vello enquistado. Aplica el exfoliante y realiza un suave masaje en la parte de tu cuerpo donde tengas el pelo encarnado.

3. Aceites esenciales para el vello enquistado

Aceites esenciales para tratar la piel con vello enquistdo

Después del baño caliente y de la exfoliación, seca bien la piel y aplica con ayuda de un hisopo de algodón, alguno de los siguientes aceites esenciales:

1. Aceite esencial de hamamelis

  • El aceite de hamamelis es un gran aliado para reducir las inflamaciones y las infecciones. Trata el tejido herido reduciendo posibles infecciones donde exista sangre o pus.
  • Es un buen astringente, rico en taninos, que estimula la circulación sanguínea.

Solo tienes que aplicar una gotita en la zona donde tengas el vello enquistado y hacer un suave masaje con el bastoncillo de algodón. Hazlo dos veces al día.

2. Aceite esencial de árbol de té

  • Es el mejor antibacteriano natural que puedas encontrar, reduce la infección y seca ese granito inflamado para permitir que el cabello vuelva a salir.
  • En poco más de un día, verás cómo deja de doler y la inflamación se ha reducido.

Es muy sencillo. Debes hacer lo mismo que con el hamamelis. Después del baño caliente y de secar adecuadamente la piel, solo tienes que aplicar una gotita de aceite esencial de árbol del té, y hacer un masaje con el hisopo de algodón.

Si quieres que el vello encarnado se cure antes, hazlo dos veces al día. Primero, te aplicas un paño caliente en la zona afectada para, después, humedecerlo con este aceite antibacteriano y antiinflamatorio. Te irá muy bien.

Leer también 5 aceites esenciales y sus beneficios

4. Cómo extraer el vello enquistado

Vello enquistado en la piel

  • Nunca lo hagas con las manos.
  • Utiliza unas pinzas afiladas y desinfectadas.
  • Una vez ese granito esté seco y veas claramente el pelo, tómalo con las pinzas con cuidado y extráelo.
  • Por último, aplica en la zona un poquito de aloe vera o aceite esencial de rosa mosqueta para que cicatrice y se seque adecuadamente, y evitar así posibles infecciones.

Lo importante para prevenir este tipo de problemas con vellos enquistados o encarnados es que realices siempre una buena exfoliación de la piel antes de la depilación y después de ella. De ese modo, se elimina la piel muerta y permitimos que el vello crezca con normalidad.