Aprende a hacer pan italiano de manera fácil y deliciosa

Italia es la madre de muchas recetas famosas. Desde sus fantásticas salsas hasta su variedad inigualable es pastas y guisos pero ¿y con el pan? Hoy es momento de aprender hacer pan italiano

¿Quién hubiera imaginado que en Italia también tendrían fama de ser excelentes panaderos? Son grandiosos en la gastronomía, así que era de esperarse. Hoy aprenderás a realizar desde cero el conocidísimo pan italiano de una manera muy fácil y dinámica.

Realmente se le conoce por el nombre de pan de ciabatta pero al pasar los años y los modismos del castellano fue convirtiéndose también en “chapata”, que en definitiva es una variación ajustada para llamar a este modelo de pan italiano.

Ahora bien, seguramente habrás leído en muchísimos lugares que ingerir pan es “peligroso para la salud”, que si aumenta el riesgo de peso, o que está cargado de carbohidratos, grasas y harinas refinadas.

Cómo hacer la receta de pan italiano

En honor a la verdad y la información con valor, hay que explicar varias cosas al respecto. En este sentido, hay que desmenuzar qué son los carbohidratos o qué incidencia real hay en las harinas refinadas. Además, recuerda algo que siempre te decimos desde MCS como recomendación, y como ayuda ante tanta confusión: la clave de todo está en las porciones y tu ritmo de vida.

Consumir este tipo de pan o cualquier otro, incluso si es dulce o acompañado con otros ingredientes como el chocolate o el merengue, no lo hace perjudicial o “negativo”. Lo que sí debes tener muy en cuenta es cuánta cantidad aproximada de calorías ingieres diariamente y de cómo sueles elegir los alimentos.

Aclarado este tópico importante, procederemos a enseñarte en detalle la técnica perfecta para que hagas en tu propia cocina este pan italiano.

Para lograr un resultado satisfactorio deberás seguir las indicaciones. Ten en cuenta que este proceso es un poco riguroso, pero valdrá la pena en función del resultado que obtendrás con el pan italiano.

Cómo puedes hacer pan italiano en casa

Trucos para poder hacer un delicioso pan italiano

Trucos para lograr hacer pan italiano

Antes de llevarte hacia las indicaciones sobre este tipo de pan, en necesario mencionarte una serie de consejos y pequeños trucos que debes considerar al momento de hacer la masa.

A diferencia de lo que ocurre con el pan tradicional, el italiano tiene una particularidad que lo hace excepcional. Y es que para que te resulte esta receta, requerirás de un masa muy húmeda. Así pues, la forma de hacerla no es tan convencional como podrías pensar en primer lugar.

En este sentido, el truco real está en la fermentación, tanto para el sabor como para textura. Al menos debes contar con 12 de horas para que adquiere el fermento necesario.

No te preocupes, estás a punto de descubrir cómo tienes que hacer para lograrlo. Es más sencillo de lo que podrías imaginar. Aunque sí que necesitarás paciencia. Como puedes ves, no se trata de una receta para hacer en 20 minutos.

Ingredientes

  • 3 tazas de harina de trigo (360 g)
  • 1 tazas de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de levadura seca (15 g)
  • 3 cucharadas de sal (45 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Tienes que saber que necesitarás hacer 2 tipos de masas. La primera, al menos 12 horas antes, para lograr la fermentación, y la segunda al día siguiente.
  • Así que, este dato no puedes omitirlo. De lo contrario, lo conseguirás la fidelidad ni el sabor del pan italiano.
  • La primera masa la harás mezclando harina de trigo, agua y levadura con sal. Casi sin amasar, deberás dejarlo cubierto con un trapo toda la noche para que fermente.
  • Al día siguiente, será el turno de complementar con la otra masa.
  • Haz lo mismo: añade la harina de trigo en un bol, con agua, levadura seca y sal. Esta vez dejarás reposar 3 horas.
  • Pasado el tiempo indicado, revuelve un poco la masa con las manos y añade la miel.
  • Luego deja la masa fermentar (y aumentar de tamaño) al aire libre por 20 minutos más antes de llevar al horno.
  • Si notas que está algo seca o agrietada al tacto, no cometas el error de agregar más agua o harina. Debe quedarte así.
  • Precalienta el honor en 220 ºC.
  • A continuación, da forma de rectángulo a la masa y colócala en una bandeja.
  • Hornea por 30 minutos y, cuando veas que se hinchado y dorado la masa, procede a propinar pequeño golpes.
  • Si el pan suena hueco al golpe, es señal de que está terminado y listo para comer.