Carbonato de calcio: dosis y precauciones

21 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El carbonato de calcio esta indicado para prevenir y tratar la deficiencia de calcio. También como terapia coadyuvante en el tratamiento específico de la osteoporosis.

El carbonato de calcio es un compuesto químico cuya fórmula es CaCO3. Se trata de una sal inorgánica muy abundante en la naturaleza. Lo podemos encontrar formando rocas y como componente principal de los esqueletos de muchos organismos.

Generalmente, obtenemos el calcio suficiente a través de la alimentación diaria. Sin embargo, tanto las mujeres como los hombres a una cierta edad, pueden necesitar suplementos de calcio para evitar que sus huesos se debiliten

Indicaciones del carbonato de calcio

carbonato de calcio para prevenir la osteoporosis

Está indicado para prevenir y tratar la deficiencia de calcio. También como terapia coadyuvante en el tratamiento específico de la osteoporosis. Se emplea en la osteoporosis postmenopáusica, senil o la derivada de los tratamientos con corticoides. Se trata de pacientes con alto riesgo de de presentar deficiencias de calcio y vitamina D.

No obstante, también se utiliza en aquellos en los que este déficit está confirmado. Aunque bajo prescripción médica, también se emplea como aglutinante de fosfato en pacientes con niveles elevados de fosfato en sangre. Otra de las indicaciones del carbonato de calcio es como antiácido para aliviar la acidez, la indigestión y el malestar estomacal.

Cómo tomar el carbonato de calcio

El carbonato de calcio se presenta en forma de comprimidos masticables. Es aconsejable que bebas un vaso de agua después de tomar el comprimido.

La absorción del calcio tiene lugar principalmente en la parte superior del intestino delgado, siendo de un 53 % en personas normales. La eliminación tiene lugar a través de la orina, las heces y el sudor.

La dosis recomendada en adultos es de 500 – 1500 mg de calcio al día. Sin embargo, en niños, la dosis recomendada en niños es de 500 – 1000 mg de calcio al día. Si te olvidas de tomar una dosis, no debes tomar una dosis doble para compensar la olvidada.

Lee: Osteoporosis: el papel del calcio

Precauciones antes de tomar carbonato de calcio

calcio

Antes de iniciar el tratamiento, tu médico debe saber si eres alérgico al carbonato de calcio o a otros medicamentos, y si estás tomando otros fármacos, ya sean de prescripción o no. También tiene que saber si padeces o has padecido enfermedades renales o de estómago, así como si tienes niveles de calcio elevados en la sangre o la orina.

Igualmente, tienes que decirle si estás embarazada o tienes planes de ser madre, o si te encuentras en periodo de lactancia. Durante el embarazo, la ingesta diaria de calcio no debe exceder de 2500 mg, incluyendo alimentos y suplementos.

Interacciones del carbonato de calcio con otros medicamentos

El carbonato de calcio puede interferir en la absorción de tetraciclinas si se toman al mismo tiempo. Por esta razón, las tetraciclinas se deben tomar al menos 2 horas antes o de 4-6 horas después de la toma del carbonato de calcio.

Los medicamentos que contienen bifosfonatos se deben tomar al menos una hora antes, ya que disminuye el efecto antihipertensivo de los antagonistas de Ca.

El calcio también puede disminuir los efectos de levotiroxina. Por este motivo la levotiroxina se debe tomar al menos cuatro horas antes o cuatro horas después.

Los efectos de algunos antibióticos, como las quinolonas, se pueden reducir si se toman al mismo tiempo que el calcio. Por consiguiente la toma de las quinolonas se debe separar dos horas antes o bien seis horas después.

También afecta a la absorción de hierro, zinc y ranelato de estroncio, debiendo separarse la tomas al menos dos horas.

También te puede interesar: ¿Qué es la levotiroxina sódica?

Posibles efectos adversos

Si bien los efectos secundarios de este medicamento no son comunes, pueden llegar a presentarse. Entre ellos se incluyen:

  • Malestar y dolor estomacal.
  • Vómitos.
  • Flatulencia.
  • Estreñimiento.
  • Sequedad de boca.
  • Sabor metálico.
  • Pérdida del apetito.
  • Aumento de la necesidad de orinar.
  • Picor y urticaria.

El síndrome de leche se suele presentar solo cuando se han tomado elevadas cantidades de calcio junto con alcalinos absorbibles. En estos casos, los síntomas son sensación de urgencia para orinar, dolor de cabeza, pérdida del apetito, náuseas o vómitos, cansancio y debilidad, elevados niveles de calcio en sangre y alteraciones renales.

Conclusión

El calcio es un mineral imprescindible para el cuerpo humano. Es importante mantener niveles adecuados a lo largo de la vida para prevenir la osteoporosis. Para conseguirlo, cuentas con los medicamentos y suplementos que contienen carbonato de calcio. No dudes en consultar con el médico.

  • Universidad Veracruzana. (2011). Sistema Esquelético: Funciones. Huesos: Estructura Y Clasificación. 2012. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004

  • Health, N. I. of. (2016). Datos sobre el calcio. National Insitutes of Health.

  • 6.0, F. europea. (2008). Carbonato Cálcico. 01/2008:0014.

  • Martinez de Victoria, E. (2016). El calcio, esencial para la salud. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.20960/nh.341