¿Qué es la hiperextensión de rodilla?

22 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
En los niños con más edad y a los adultos, la hiperextensión de rodilla puede producir un desgarramiento de algún ligamento de la rodilla, en concreto, del ligamento cruzado anterior.

La hiperextensión de rodilla es una lesión que se produce cuando esta articulación tiene que extenderse hacia atrás más de su rango normal de movimiento. Cuando esto ocurre, se pone mucho estrés en las estructuras de la rodilla y la parte posterior de la misma.

Esta lesión la puede sufrir cualquier persona, ya que normalmente se produce por caer mal después de un salto. Sin embargo, suele ser más común en personas que realizan deporte. La lesión puede dañar los ligamentos, el cartílago y otras estructuras que contribuyen en la estabilidad de la articulación.

Además, cabe mencionar que, en los niños pequeños, esta condición puede provocar un desprendimiento de un trocito del hueso principal si los ligamentos se estiran demasiado. Esto es debido a que las personas en las edades más tempranas tienen los huesos más blandos, ya que están en periodo de crecimiento.

En cuanto a los niños con más edad y a los adultos, la hiperextensión de rodilla puede producir un desgarramiento de algún ligamento de la rodilla, en concreto, del ligamento cruzado anterior.

Causas de la hiperextensión de rodilla

Hiperextensión de rodilla
La hiperextensión de rodilla ocurre cuando la articulación es sometida a mucho estrés debido a un golpe directo o fuerzas generadas en un mal movimiento.

La hiperextensión de rodilla suele ser el resultado de un golpe directo en la rodilla o las fuerzas generadas durante una frenada en seco. En definitiva, entre las causas más comunes que suelen producir esta lesión son:

  • Empujar el fémur o la rótula sobre la tibia y colocar el estrés en exceso sobre uno o más de los ligamento mayores dentro de la articulación.
  • Un impacto inesperado en la parte frontal de la rodilla, lo que provocará un movimiento hacia atrás de la articulación. Suele suceder en situaciones físicas traumáticas.

¿Cuáles son los síntomas que produce esta lesión?

Cuando se produce esta lesión, la rodilla, como ya sabemos, se dobla de manera de forma excesiva produciendo hinchazón, dolor y daño en los tejidos. En los casos más graves, los ligamentos, tanto el cruzado anterior como el posterior, pueden lesionarse. Además, los ligamentos cruzados también se suelen romper en este tipo de lesión.

Dependiendo del grado de lesión, los síntomas variarán. Éstos también dependerán de la persona y de la fuerza que tenga la rodilla de cada uno. No obstante, los pacientes, independientemente del grado de lesión suelen desarrollar una serie de síntomas comunes tales como:

  • Reducción de la estabilidad de la rodilla: cuando la lesión es leve, es muy posible que la rodilla pierda estabilidad y que el paciente tenga una sensación de que le va a fallar la articulación.
  • Dolor: como casi todas las lesiones físicas, la hiperextensión de rodilla cursa con un dolor localizado. Este dolor afectará a una zona o a otra dependiendo del ligamento al que afecte.
  • Pérdida de movilidad: tras esta lesión la movilidad de la articulación también se puede ver alterada. La causa de ello puede provenir del hinchazón desencadenado.
  • Edemas e hinchazón: una vez que se ha producido la lesión, la inflamación puede aparecer de forma inmediata o tardar un poco más de tiempo, pero siempre aparece. Además, es normal que se formen edemas y moratones alrededor la articulación, ya que es la forma de responder del cuerpo cuando hay tejidos lesionadas.

Descubre: Tipos de articulaciones sinoviales

Diagnóstico de la hiperextensión de rodilla

Diagnóstico de hiperextensión de rodilla
El diagnóstico de la hiperextensión de rodilla se realiza  tras identificar los síntomas de la lesión. Las pruebas por imágenes pueden ayudar a determinar lesiones más graves en los tejidos blandos.

A la hora de diagnosticar esta lesión, es importante identificar una serie de síntomas característicos. Como ya sabemos, puede causar daños graves en los ligamentos mayores de la rodilla. Las imágenes también pueden ayudar para determinar si se ha producido una lesión más grave en los tejidos blandos. No obstante, entre las señales que aparecen, si se ha producido una lesión grave en el ligamento, encontramos:

  • A la hora de extender la rodilla se produce como un chasquido.
  • La pierna lesionada no es capaz de soportar peso.
  • La hinchazón que se produce.
  • La articulación se inflama y desprende calor y se enrojece por el sangrado interno.

Lee también: 5 ejercicios que no afectarán a tus articulaciones

Conclusión

La hiperextensión de rodilla es una lesión en esta articulación que se produce cuando ésta se extiende hacia atrás más de su límite. Como consecuencia, los ligamentos se pueden romper, lo que conlleva a un largo periodo de recuperación. Si esta lesión se produce, acude de inmediato al médico para tratar el problema cuanto antes y favorecer el tratamiento y la recuperación.

  • Capapé, D. L. (2003). Lesiones del ligamento cruzado anterior en el deportista. CARE Fisioterapia.
  • Rivera, J. A., Suquillo, G. M., & Páe, J. (2017). Características de las lesiones de rodilla en deportistas:hallazgos en los estudios de resonancia magnética. Revista de La Facultad de Ciencias Médicas (Quito).
  • Bressy, G., Lustig, S., Neyret, P., & Servien, E. (2016). Inestabilidades de la rodilla. EMC - Aparato Locomotor. https://doi.org/10.1016/s1286-935x(15)76112-5
  • Fornalski, S., McGarry, M. H., Csintalan, R. P., Fithian, D. C., & Lee, T. Q. (2008). Biomechanical and anatomical assessment after knee hyperextension injury. American Journal of Sports Medicine36(1), 80–84. https://doi.org/10.1177/0363546507308189