5 remedios caseros para tratar la rigidez de las manos

Aunque estos remedios pueden sernos de gran ayuda para aliviar la rigidez en las manos, es muy importante complementarlos con otros hábitos saludables que también nos ayuden a calmar las molestias

La rigidez de las manos es una condición que se produce debido al desgaste que sufren las articulaciones con el paso del tiempo.

Suele darse como producto de la artritis, un trastorno inflamatorio que se caracteriza por el desgaste progresivo de los cartílagos que unen un hueso con otro.

También puede aparecer como consecuencia del sedentarismo, deficiencias nutricionales o un traumatismo durante un accidente.

Si bien se puede manifestar de forma leve, en ocasiones se agrava tanto que la persona afectada siente incapacidad para realizar muchas de sus tareas cotidianas.

Por fortuna, hay varios remedios de origen natural que, por sus propiedades, disminuyen su severidad para calmar el dolor y restablecer el movimiento de la mano.

A continuación queremos compartir en detalle los 5 mejores para que no dudes en probarlos cuando te aqueje este problema.

¡Toma nota!

1. Corteza de sauce

Corteza de sauce blanco

La infusión de corteza de sauce es un remedio antiinflamatorio y antioxidante que puede ayudar a mejorar la circulación para disminuir la rigidez y tensión en las manos.

Su consumo habitual relaja la articulación y ayuda a detener el deterioro de los cartílagos que la protegen.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de corteza de sauce (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la corteza de sauce en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y deja que se refresque durante 10 minutos.
  • Fíltrala con un colador y desecha los restos de la planta.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión al día, preferiblemente a media mañana.

Nota: Evita esta bebida si eres alérgico a la aspirina o si estás consumiendo medicamentos anticoagulantes.

Te recomendamos leer: 9 problemas de salud que nos señalan nuestras manos

2. Semillas de apio

Las propiedades diuréticas de las semillas de apio ayudan a promover la eliminación de líquidos retenidos en el organismo, un factor que se relaciona con el dolor y la rigidez en las manos.

Sus nutrientes esenciales ayudan a regular los niveles de electrolitos y favorecen el control de los procesos inflamatorios.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de apio (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las semillas de apio en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose 10 minutos y fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Ingiere 2 o 3 tazas de infusión al día.

3. Vinagre de manzana y sal

vinagre-manzana

Los baños con vinagre de manzana y sal son un remedio de uso externo que puede disminuir la inflamación que produce rigidez en las manos y muñecas.

Su aplicación relaja los músculos, promueve la circulación y calman la sensación de tensión.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (30 ml)
  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora el vinagre de manzana y la sal en un recipiente.
  • Pon a calentar el agua y, sin dejarla hervir, agrégala caliente sobre los ingredientes anteriores.
  • Remueve todo para que quede bien disuelto.

Modo de aplicación

  • Comprueba la temperatura y sumerge las manos durante 10 o 15 minutos.
  • Realiza movimientos como si estuvieses apretando y soltando una pelota.
  • Repite su uso, por lo menos, 3 veces a la semana.

4. Semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco o alholva contienen ácidos grasos esenciales, vitamina E y aminoácidos que ayudan a fortalecer las articulaciones para prevenir y tratar la rigidez.

Estos nutrientes, sumados a su efecto antiinflamatorio, calman la dificultad de movimiento de la mano y previenen su inflamación.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las semillas de fenogreco en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar durante un par de horas.
  • Pasado este tiempo, cuando esté bien fría, fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Bebe la infusión a media mañana y, si es necesario, repite su consumo en la tarde.
  • Tómala, por lo menos, durante 2 meses.

Ver también: Hormigueo en las articulaciones: causas y tratamiento natural

5. Miel y canela
Miel-y-canela

El remedio antiinflamatorio de miel y canela ayuda a combatir los síntomas de la artritis, incluyendo la tensión y la rigidez en las manos.

Sus propiedades antioxidantes protegen las articulaciones contra el deterioro causado por los radicales libres, partículas que aceleran el proceso de envejecimiento.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • ½ cucharadita de canela (2 g)
  • 1 taza de agua (250 ml) (opcional)

Preparación

  • Combina la miel con la canela en polvo, hasta obtener una pasta uniforme.

Modo de consumo

  • Toma la mezcla en ayunas, sola o diluida en una taza de agua.
  • Repite el remedio todos los días, hasta aliviar este síntoma.

¿Sientes tus manos rígidas y no consigues moverlas bien? No dudes en probar estos remedios naturales como complemento de los demás hábitos y tratamientos para aliviarlo.